Tu Debilidad Debe Conducirte A Dios

Con frecuencia presentamos nuestra debilidad como un obstáculo para acudir a Dios. Sin embargo, al examinar nuestra vida espiritual podríamos darnos cuenta de que nuestro problema no es que seamos demasiado débiles sino que, por el contrario, nos creemos demasiado fuertes. (más…)